Entradas

Mostrando entradas de junio 7, 2011

LLEVA TU ROSARIO A DIARIO

Imagen
Cuando llevas un Rosario, al diablo le duele la cabeza.
Cuando lo usas, colapsa....
cuando ve que lo rezas, se desmaya.
Recemos el Rosario siempre, y lo mantendremos desmayado.
Quiza algun dia, le dara un infarto y no podra trabajar.
Sabras, tambien, que cuando reenvies este mensaje,
satanas tratara de impedirtelo?
Reenvialo de todas maneras y ayuda a apresurar
el triunfo de  la VIRGEN MARIA!
Envia este a tus amigos que suelen rezar
y ve como trabaja el Espiritu Santo!
Hay mucho que ganar, y nada que perder.

Imagina lo poderoso que sucede, si cada catolico
en el mundo rezara un Rosario el mismo dia!

Tenemos un ejemplo: En Octubre de 1573
cuando Europa fue salvada de la invasion
de la poderosa flota Turca, por rezo del Rosario
de todos los cristianos!
Recemos por la paz del mundo y el regreso de los valores morales en nuestras comunidades.   Unamonos cada uno en oracion con la mas poderosa forma de orar que existe, por estas intenciones,  de nuestra Iglesia. De la Red !!!   DIOS nos b…

“Con Él no hay posibilidad de fracaso”

“Todo lo puedo en Aquél que me conforta”. Con El no hay posibilidad de fracaso, y de esta persuasión nace el santo “complejo de superioridad” para afrontar las tareas con espíritu de vencedores, porque nos concede Dios su fortaleza. (Forja, 337)
Si no luchas, no me digas que intentas identificarte más con Cristo, conocerle, amarle. Cuando emprendemos el camino real de seguir a Cristo, de portarnos como hijos de Dios, no se nos oculta lo que nos aguarda: la Santa Cruz, que hemos de contemplar como el punto central donde se apoya nuestra esperanza de unirnos al Señor.

Te anticipo que este programa no resulta una empresa cómoda; que vivir a la manera que señala el Señor supone esfuerzo. (…) Descubriremos la bajeza de nuestro egoísmo, los zarpazos de la sensualidad, los manotazos de un orgullo inútil y ridículo, y muchas otras claudicaciones: tantas, tantas flaquezas. ¿Descorazonarse? No. Con San Pablo, repitamos al Señor: siento satisfacción en mis enfermedades, en …